Tel:  (037)  618 7034     Cel:  (+57) 318  500 7582

Dra Mabel Avila Centro Dermatológico y del Acné S.A.S.
Calle 31A N 26 - 16 Cañaveral Floridablanca Santander 681004 co
Teléfono: (7) 618 7034
FAX:  (7) 638 0667
E-mail:
contacte@mabelavila.com

Formulario de contacto

Vídeos educativos  

para tu piel

Algunos vídeos educativos de la

doctora para que tenga una piel radiante y saludable...

Nosotros 

El Centro Dermatológico y del Acné es una entidad que presta servicios a las personas en el manejo de su piel en dos aspectos básicos...

Contáctenos 

Comuníquese con nosotros y programe ya su cita que los especialistas del centro dermatológico y del acné tienen su solución...  

Crioterapia


Es un método muy sencillo para eliminar lesiones de la piel por medio del congelamiento con nitrógeno líquido que se encuentra a -96 grados centígrados. Las lesiones  más frecuentemente tratadas son las verrugas virales, queratosis seborreicas (verrugas seniles), léntigos (manchas de la edad) y queratosis actínicas (Precáncer), pero también puede usarse para tratar cancer de piel no melanoma en pacientes que no son candidatos a la cirugía .



Factores de riesgo


Muchos tipos de lunares tienen un alto porcentaje de probabilidad de volverse cancerosos como:


  • Lunares presentes en el nacimiento, llamados lunares congénitos o los lunares grandes con pelos tienen un porcentaje alto de convertirse en cancerígenos. Es muy importante que un médico los analice, así como los de gran tamaño.


  • Lunares hereditarios. Aquellos que son más grandes del promedio normal, de forma irregular. Como en todos los cánceres de piel, el melanoma puede ser tratado con éxito, sise detecta a tiempo.

  • Un gran número de lunares, mayores que una goma de borrar de un lápiz, de forma irregular también tienen un factor de riesgo grande.

Resección quirúrgica


Es la extracción de una lesión de piel, cuero cabelludo, uñas, labios o genitales previa asepsia, antisepsia y aplicando anestesia local .



Radiocirugía


Es una tecnología de última generación que ha probado su eficacia en la eliminación de lesiones en cara incluso por encima de otras tecnologías modernas como el láser. Sus usos principales se encuentran en la eliminación de lesiones superficiales de la piel tales como lunares, verrugas, tumoraciones, y líneas vasculares (telangiectasias) faciales. Es completamente ambulatoria, se realiza bajo anestesia local, no produce cicatrices, y los cuidados posteriores son mínimos. Su eficacia se basa en la tecnología de emisión de ondas electromagnéticas de alta frecuencia que son capaces de evaporar tejidos con mínima lesión de estructuras adyacentes, lo que garantiza rápida regeneración de la piel. Es hasta el día de hoy la tecnología mas adecuada para el tratamiento de lesiones faciales y demás procedimientos en el rostro.

​​​

Los lunares son generalmente benignos, son una agrupación de células pigmentadas. La mayoría de las personas tienen entre 10 a 40 lunares, y la cantidad puede constantemente cambiar. Pueden salir en cualquier parte del cuerpo.

Es muy importante familiarizarse con los lunares para poder notar cualquier cambio en ellos, ya que algunos pueden volverse cancerosos, especialmente desarrollar el melanoma. Estos pueden surgir junto o dentro de un lunar común o en alguna mancha oscura de la piel.

Los lunares pueden tener una gran variedad de colores, formas y tamaños. Pueden ser del color de la piel, cafés, azules o negros, de forma redonda a oval y ser del tamaño de la punta de un alfiler o lo suficientemente grande para cubrir una extremidad. Aquellos que son mayores de 4 cm y están presentes al nacer, es recomendable quitarlos para evitar que se vuelvan cancerosos.

La superficie de un lunar puede ser suave, rugosa, plana o levantada. A lo largo de la vida pueden modificarse e incluso desaparecer. Los lunares no tienen una razón de ser, y los científicos no saben por qué se forman. La mayoría de los lunares son inofensivos y no requieren de atención médica.


Para que estés bien


  • Familiarízate con todos tus lunares y obsérvalos si cambian de color, tamaño o textura, en cuanto notes cualquier cambio acude con tu dermatólogo

  • ​Protege diariamente tu piel con un protector solar.

  • ​​Cualquier lunar de un tamaño anormal, debe ser revisado por tu médico.

  • ​Si has notado algún lunar nuevo después de los 20 años de edad, es importante visites a tu dermatólogo.

  • Cualquier tipo de lunar que te hayan quitado, es muy importante que sea analizado en un laboratorio especial, para tener la seguridad de que era benigno

Lunares y afecciones de la piel